Cuando Clinique se puso en contacto conmigo para decirme que querían hacerme embajadora del sistema de tres pasos no pudo hacerme más ilusión. Y os voy a contar por qué. Allá para los 15 años empezaron a salirme granitos (oh si gran novedad adolescente) y mi madre me cogió de la mano, me llevó al Corner de Clinique en el Corte Inglés y una consultora me estuvo mirando la piel. Y por supuesto, salí de allí con mi primer sistema de tres pasos. Así empezó mi primer ritual de belleza y dale que te pego mañana y noche con los tres pasos: limpiarme, exfoliar y ponerme la crema…

¿Y qué pasó? Pues que los granitos desaparecieron y yo seguí usando Clinique durante muchos años. Por eso me ha hecho tanta ilusión que los tres famosos botecitos hayan vuelto a entrar en mi vida y estoy siguiendo el mismo ritual que entonces. 

Si nunca habéis probado el sistema de tres pasos os diré que el jabón limpiador limpia, pero no reseca y deja la piel muy suave. Pero sin duda mi preferido de siempre es el tónico exfoliante, cuando te lo das con el algodoncito sientes una sensación de frescor picante, eso quiere decir que funciona! Ahora llevo un mes usándolo y mi piel está perfecta, muy limpia (han desaparecido muchos poros) y muy suave
Si nunca lo habéis probado hacedlo, os lo recomiendo de verdad y hay unas cajitas muy coquetas con el sistema en versión mini. 
¿Os animáis o ya habéis sido Chicas Clinique?


Besitos
Erika


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies