oh my cut (3)

Nos encanta ir a la peluquería, nos encanta que nos cuiden y que nos toquen la cabeza. Nos encanta cambiar de look y que nos peinen para salir un sábado. Pero a veces vamos con un poquito de miedo sobre qué va a pasar en el momento que lleguemos a caja. Por eso en Oh my Cut tienen un precio cerrado para todos sus servicios.

Que quieres cortarte y hacerte mechas, ya sabes lo que vas a pagar, que quieres un tratamiento de luminosidad o de brillo, pues desde el primer momento sabes que van a hacerlo con productos de primera (trabajan con Wella) y no va a haber sorpresas con los pluses de champús o acondicionadores. Todo está incluido en el precio final.

Me llamó mucho la atención este sistema y estuve charlando con Kiko Medina, director de la cadena, que tiene ya abiertos más de 20 centros.

Erika: Cómo surge el concepto Oh My Cut?

Kiko:Oh my Cut! Es un juego de palabras en inglés que deriva de la transformación de la expresión anglosajona “Oh, my God! (en castellano, Oh! Dios mío!).

Cut que, literalmente, significa “corte” tiene dos lecturas: La primera nos remite al “corte” del cabello (haircut), la segunda está vinculada a la expresión “to cut the prices”, que puede traducirse cómo “recortar los precios”.

Calidad, rapidez, simplicidad, innovación, confianza, transparencia, urban trendy…
son algunos de los conceptos que nos definen. Oh my Cut! es una compañía 100% “valor añadido”.

Oh my Cut! ha evolucionado del “Low Cost” inicial al concepto de “Value for money”, salones con valor añadido. Buscamos  ir más allá de un gran precio, añadiendo valor a los servicios que ofrecemos, manteniendo un precio por debajo de la media pero mejorando la experiencia para los clientes.

Los espacios Oh my Cut! los definimos como: rápidos, realizamos un buen servicio en un corto periodo de tiempo; accesibles, ya que todo está al alcance para dotar de agilidad al equipo. Los salones proyectan una imagen para estimular el acceso al interior, tienen poder de atracción. El salón comunica de por sí, el exterior transmite una idea y el interior sumerge al cliente en ella. Los salones “hablan”. Cada uno de ellos tiene unaidentidad propia, son concebidos de forma única e irrepetible, manteniendo la identidad de Oh my Cut! pero convirtiéndose éste en uno de nuestros puntos de referencia.

Los servicios son rápidos: Cut & Go”. Si un cliente quiere un corte, sólo paga el corte. Además, Oh my Cut! ofrece la posibilidad de que el propio cliente realice el acabado. El profesional corta y colorea y el cliente puede peinarlo él mismo en un área diseñada para ello, “The Final Touch” (donde además puedes maquillarte)

Erika: Cómo ha sido la llegada a Barcelona? Por qué ahora abrir aquí después de tantos años con éxito en Madrid?

Kiko:La llegada a Barcelona ha sido un reto para la marca y hemos contado con muy buena aceptación por parte de nuestros nuevos clientes. Actualmente nos encontramos en pleno proyecto de expansión en  Oh my Cut! y para nosotros aterrizar en la Ciudad Condal con tres salones y contar con una buena visibilidad es un aspecto muy importante y consecuente a la madurez de la empresa.

Actualmente en Madrid contamos con 14 salones, y esperamos que en Barcelona podamos contar con otros tantos más.

oh my cut (5)oh my cut (4)

 

 

oh my cut (2)Me encanta el concepto de OH My Cut y me encanta formar parte del club Hair Lovers, donde recibo noticias sobre talleres, ofertas y últimos tratamientos con los que cuentan los salones.

¿Quieres ser una Hair Lover?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies