El domingo pasado me desperté en Barcelona, comí cocido en Madrid con mis padres y lunes a las 9 de la mañana estaba desayunando un delicioso mollete de jamón en Cadiz. El remate final de la semana se lo lleva Madrid, dónde estoy pasando el fin de semana con los míos. Así es mi vida, aviones, trenes, coches, hoteles y comidas sorpresa en restaurantes inesperados. Y me gusta, porque cada día es distinto y cada semana es más emocionante. Disfruto haciendo lo que más me gusta aunque reconozco que a veces me despierto en mitad de la noche sin saber dónde estoy.
Mañana sigo mi ruta…. dónde?? Sígueme en Twitter e Intagram y te cuento
Besitos
Erika


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies