falda de tul (5)

Hay una bailarina dentro de mi y siempre que puedo la saco a pasear, por eso una falda de tul se convierte en un tutú y a mí en una bailarina improvisada. Igual nunca os he contado que hice ballet durante 10 años, igual así os podéis imaginar lo que significa un tutú en mi vida. Tengo barias faldas de este tipo, y no son fáciles, la verdad, pero cuando salen a la calle triunfan siempre. Y sino recordad a Carrie Bradshaw en Sexo en

Nueva York y esa escena en la que ella conquista la ciudad con un tutú y unos tacones.

Yo los tacones no me los he puesto esta vez, porque la faldita es corta y con tacones aún más, así que he preferido quedarme con un look punk combinándolo con botas militares. 

El conjunto tiene un secreto y es que la falda realmente es un vestido de tirantes y aunque va combinado con el jersey gris brillantito me encanta también como queda con camiseta para cuando haga mejor tiempo. Y para ahora con un jersecito de punto gordo me encanta también. Que pasas un poco de frío en las piernas, pues si, pero a veces la belleza está reñida con el confort (intentamos que sea las menos posibles, la verdad)

Ya os enseñé el otro día también las medias de plumeti, mis preferidas en invierno, aunque también las más sensibles. La verdad es que aunque te lo pongas con el más simple de los vestidos te levanta un look, yo las llevo siempre de viaje conmigo

Espero que os haya gustado este look de bailarina retirada

 

falda de tul (1)

falda de tul (6)

falda de tul (3)

 

 

falda de tul (4)

 

falda de tul (2)

Vestido/Dress: Poete; Botas/Boots: Mango; Bolso/Bag: Zara; Anillos/Rings: Aristocrazy

Besitos
Erika 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies