Diario de India vol.II Alleppey y Munnar

Diario de India vol.II Alleppey y Munnar

Nos despedimos de Fort Kochin sabiendo que, de algún modo, volveríamos. No hacía falta decir adiós con mucha energía porque algo nos hacía ver que volveríamos por allí. Tarde o temprano.

allepey backwaters

Aquí empieza la segunda parte del viaje contratando un taxi para ir hasta Alleppey. Esta zona a una hora y media al sur de Fort Kochin es conocida por sus Backwaters, 900 kilometros de canales aguáticos.

El taxi nos costó unas 1700 rupias. Atención que siempre hablamos de un coche con aire acondicionado, si no te importa ir sin, el precio baja considerablemente (pero aviso, el calo es asfisiante). Teníamos que estar allí temprano porque cogíamos un barco (ketuvallam) a las 11 de la mañana para pasar 24 horas navegando. Y qué pena nos dio no haber salido mucho antes, porque pasamos por pequeños pueblitos en los que nos hubiera encantado parar. Si hacéis un recorrido similar, id con tiempo.

 

Nosotras habíamos reservado el barco por Internet, en este caso preferimos no jugar demasiado con el factor sorpresa e ir a lo seguro. Y os diré que la jugada nos salió bastante bien. El barco era solo para nosotras tres. El único problema es que solo había una habitación con cama doble y una tenía que dormir en un colchón en el suelo. Pero todo lo demás fue perfecto.

Navegar por los canales es como sumergirse en un mundo escondido. Tumbarse en la proa a disfrutar del silencio tomando una taza de té y simplemente observar la vida. La vida de pequeños pueblos a los que solo se llega en barco, casas en mitad de la nada, pescadores que se juntan en las orillas a comentar la jugada, grupos de hombres que cruzan una vaca que va literalmente hundida en el agua, de un lado a otro de la orilla. Con el barco solo accede a los canales grandes, si quieres una inmersión total tienes que contratar una pequeña barquita donde realmente vas entrar en contacto con la vida de los Backwaters. Y eso si que es otro mundo prácticamente indescriptible.

8

En el mismo agua donde hay una señora lavando el arroz, hay un hombre que se baña o un grupo de niños jugando. El repartidor de butano en su gran barcaza, el canto que llega de una mezquita cercana o simplemente pájaros y sonidos que nunca antes habíamos visto ni escuchazo. Simplemente excepcional.

Vestido de Vezavena

Pasar el día y la noche y todas las comidas incluidas sale a unos 40 euros por persona. Montar en las pequeñas embarcaciones no es más de 3 euros.

1

Ese día decidimos que nuestro siguiente destino serían las montañas de Munnar. Cuando desembarcamos negociamos con los taxistas de la zona unos 40 euros por un viaje de 6 horas. Pero necesitábamos parar en una playa que nos habían recomendado: Marari Beach.

Hay que confesar que el fuerte de esta zona de la india no son las playas, pero esta era especialmente bonita. Por supuesto, al ser temporada baja, no había nadie. Así que pudimos pasear por esa playa de arena blanca con los congrejitos persiguiéndonos. O persiguiéndoles nosotras a ellos más bien. Un baño, un zumo y vuelta al taxi para seguir nuestra ruta al norte.

El ascenso hasta las montañas es tan largo como maravilloso. Si tienes un buen conductor te irá explicando  y ofreciendo paradas. Nosotras paramos en una cascada y en un par de templos. También a ver unos monitos muy divertidos que estaban ansiosos de recibir la comida de los turistas.

9

En Munnar no habíamos reservado alojamiento y fuimos un poco a la aventura. Después de visitar un par de hoteles con muy poco éxito, nuestro conductor nos ofreció ir donde él había pasado si luna llena. Era un hostal muy sencillo regentado por la familia con unas vistas impresionantes a los campos de té. Y amanecer con el sol transformando ese verde en cobrizo desde la terraza, no tiene precio. Tan austero como espléndido.

En el viaje se nos fue prácticamente el día. Así que para la mañana siguiente organizamos un tuc-tuc para que nos llevara a conocer la zona. Campos de te, el gran lago (Munnar Lake, facilito eh),  Lo mejor es ir con calma, parar donde te apetezca y disfrutar de la calidez de su gente. Había mucho turismo interno en esa época y se quedaban alucinados con nosotras. Nos hicieron tantas fotos que debemos estar en el Facebook de medio Kerala Norte 🙂

Vestido de Surkana

En Munnar no hay mucho más que hacer, pasamos dos noches allí y la mañana del tercer día empezamos la vuelta. Y ¿dónde íbamos? ¡A Fort Kochin de nuevo! La verdad es que tanto la ida como la vuelta a las montañas es una paliza de horas y nos apetecía un día de relax y piscina en nuestro hotel favorito.

Total Look: Venca

¡Dentro de poco os cuento mas!

Besitos

Erika

 

Flores y volantes

Flores y volantes

vestido rojo

Ahora mismo estoy a punto de coger de nuevo mi maleta para volar muy lejos, una vez más. Esta vez con destino a La India. Aún no me lo creo, la verdad es que se que me marcho hace como dos meses y lo he dejado todo para el último momento. No puedo evitarlo, soy así. No os diré los nervios que he pasada con el visado para entrar al país, pero eso lo dejo para otro capítulo.

Hace dos días estaba navegando por internet por la noche, pasando de una web a otra cuando me encontré con el horóscopo para viajeros. Me hizo mucha gracia ser el cerdo que elige sus destinos en función de la comida. Me siento muy identificada, seguro que muchas también. Cuando elijo destino me encanta mirar con tiempo dónde tengo que ir a comer. Cuáles son los sitios de moda y, por supuesto, los más bonitos para hacer fotos.

Y aunque las fotos de hoy nada tienen que ver con lo que voy a vivir los próximos días, quería compartir este precioso vestido que llevé en Sevilla en mi último viaje. Ay mi Sevilla, cuánto me enamora a mi siempre.

Lo próximo que os contaré será qué he vivido en la India, espero que sigáis mi periplo por Instagram. 

DSCF3192 DSCF3189 DSCF3179 DSCF3158

Besitos

Erika

 

Prepara tu armario para la primavera

Prepara tu armario para la primavera

 

vestido susi sweet dress

Después de este fin de semana casi podemos decir que la primavera está aquí. Puede que no oficialmente, pero si en lo que a temperaturas se refiere. Así que el grillito de mi interior me dice Erika, prepara tu armario para el verano.

Trabajo en moda y eso significa que mis amigas me preguntan cada vez que me ven: ¿Qué se va a llevar este año? Y yo trato de no sacar el pergamino con la larga lista que hay en mi cabeza. Intento resumir, hacerlo más sencillo.

Pues hoy os traigo algunas de las tendencias más punteras esta primavera. Empezando por el amarillo y los vestidos vintage. Motivo por el que se lleven estas dos cosas, juntas o por separado: el éxito de la la land. La moda está siempre ligado con muchos ámbitos artísticos y el cine siempr eha sido de los más importantes. Si aún no has visto la premiada película, echa un vistazo al vestuario para entender el por qué de mi afirmación.

(Vestido: Susi Sweet Dres; Zapatos: Ursulitas)

Si os gustan los vestidos Vintage estáis de suerte porque Susi Sweet Dress, una de mis marcas preferidas y de la que soy fiel seguidora desde hace mucho años, empieza con sus mercadillo este fin de semana en Madrid. El siguiente será en Barcelona. Si aún no habéis estado nunca en uno de sus famosos mercadillos podéis conocer todos los detalles en su Página de Facebook.

Otra de las tendencias de las tendencias de esta primavera son las flores. Y direis, pues que sorpresa, como todos los años. Si y no. Porque esta vez las flores vienen con fondos de color: rojos, azules y verdes tomarán protagonismo en todas las tiendas por la influencia de Gucci.

(Total look: Susi Sweet Dress; Bolso: Furla)

Y como no quiero hacer una lista infinita  que paséis página solo añadiré una más. Que por ser la última, no signifique la menos importante. Porque el rosa es el color de la temporada. ¡Bravo! Y seguro que lo repetiré una y mil veces, pero nada me hace más feliz porque, y esto lo he dicho mil veces, es mi color favorito en el mundo mundial.

susi sweet dress

 

Blazer Susi Sweet Dress

¿Tenéis ya vuestro armario preparado?

Besitos

Erika

mercadillo susi sweet dress

He perdido dos tallas de pantalón

He perdido dos tallas de pantalón

1

Empezaré diciendo que yo soy la primera sorprendida con el enunciado de este post “he perdido dos tallas de pantalón“. Ha sido poco a poco pero realmente en muy poco tiempo. En Noviembre hice la dieta con LEV, de esto ya os hablé. Y lo que más aprendí de este sistema, sobre todo de la fase de mantenimiento, es a saber qué cosas es mejor comer en cada momento del día.

Y realmente no quiero dar doscientas vueltas sobre qué es mejor o peor porque en Facebook hay millones de artículos sobre como adelgazar y este no es uno de ellos. Voy a deciros en qué consiste mi día normal:

Me despierto y preparo un super zumo (o smoothie) con al menos cuatro piezas de fruta que varío a diario. Añado leche de avena (o almendras) y semillas de chia. Objetivo de esto: el ayuno nocturno, que consiste en dejar descansar a nuestro organismo doce horas de alimentos procesados. Por eso entre la cena, y las once aproximadamente que tomo mi segundo desayuno, solo como alimentos no procesados (frutas y verduras del smoothie, pero también pueden ser piezas enteras).

– Segundo desayuno. Como decía, entre las 10 y las 11 tomo una tostada (o dos) de pan, tomate/aguacate y pavo. Importante decir aquí que he dejado el pan de trigo y como pan de centeno y espelta. Pero ojo con esto, porque hay muchos panes en los supermercados en los que pone “pan de centeno” y cuando miras la composición hay un 60% de trigo y un 40% de centeno. Mal. Hay que comprarlo en las panaderías de verdad para asegurarnos el 100%

– Comida. Trato de comer lo más sano posible, es decir, verduras y proteína. Pero os aseguro que no me obsesiona y si tengo que comer macarrones con tomate, los como.

– Media tarde: Yogur con avena. A veces también frutos secos o alguna torta de arroz.

– Cena: aquí si que cumplo casi siempre: una crema de verdura o una ensalada, y un pescado, carne o tortilla.

* Extra bonus: antes de ir a dormir me como dos onzas de chocolate 90% (mejor evitar con leche porque lleva azúcar)

** AMO COMER: y cuando salgo a comer o cenar fuera pido lo que me apetece. Y si, también como pizza, claro.

2

Pero…. es que no todo está en la comida, también hay que hacer ejercicio amigos míos. A mi lo que mejor me ha ido es el gimnasio, necesito que alguien me guíe, que me exija y ver que avanzo. He encontrado mi rinconcito perfecto en Holmes Place.

Porque el cuerpo es una máquina, y a medida que vas engrasando las piezas funcionan cada vez mejor. Y eso es lo que me ha pasado, que empezaba con dos o tres días a la semana, y ahora el día que no voy me molesta.

Y me diréis que da pereza, que llegáis muy tarde de trabajar y mil y una excusas más. Yo solo puedo poner mi ejemplo. Mi trabajo está muy lejos, me lleva una hora y media ir y lo mismo para volver. Es decir, salgo de mi casa a las ocho y llego a las ocho. Y aún así, cuando llego, voy al gimnasio. Cada día.

3

Y el fin de semana tiene muchas horas, siempre encuentro un hueco para ir al menos uno de los dos días.

Y repito, no me obsesiono, voy todos los días que puedo, y si me apetece ir a tomar unos vinos con mis amigos voy. O estoy menos tiempo en el gimnasio y me uno más tarde.

Pensaréis que estoy loca, pero cuando miro lo bien que me siento, lo bien que duermo (siempre he tenido problemas con el sueño) y lo a gusto que me siento con mi cuerpo. Me compensa.

Cosas importantes que he eliminado de mi dieta ( y que amaba):

– Leche de vaca
– Pan de trigo
– Dulces (esto incluye fruta) después del medio día.
– Y uno que me duele especialmente: la leche con cereales y una cucharadita de Nesquik antes de ir a dormir.

Y si, la semana pasada me compré un pantalón nuevo, dos tallas más pequeño que hace poco más de tres meses (y diciembre no cuenta porque hice lo que quise).

Pero esto no va de tallas, porque realmente me dan igual. Mi objetivo es tonificar y sentirme bien. Dejar de tener dolores de espalda y sentir mi cuerpo fuerte y sano. Y lo he conseguido. Cada día me encuentro mejor.

4 (más…)

El eterno little black dress

El eterno little black dress

vestido niza

El eterno Little Black Dress es ese vestido que nunca nos falla. Es el vestido que nos acompaña en las noches de fiesta más especiales con los pendientes  joyaque tanto nos gustan. Es ese vestido que podemos ponernos el día que no tenemos nada en el armario y que nos salva la vida. Es también ese vestido que puedes comprar en cualquier momento, porque no pasa nada por tener uno más. Porque los tenemos lisos y estampados, largos y midi, de punto o de corte lencero. No importa, porque siempre es perfecto.

El de hoy, de Niza, tiene un toque de lujo por el jaquard del tejido y los encajes de las mangas. Pero yo he querido rebajarle la importancia y darle un toque sport con estas sneakers tan divertidas de Mariamare, que de sencillas tienen poco.

Y es que tan coleccionista soy de vestidos negros, como de zapatillas. Y no me molestan los mensajes, los brillos o los colores extravagantes. Una zapatilla diferente, le da a un look ese aire loco de locura que tanto me gusta.

Y os diré que no dudo seguir aumentando mi colección de vestidos y sneakers estas rebajas, que son básico atemporales y, al menos en mi caso, para eso están las rebajas.

Vestido/Dress: Niza

Sneakers: Mariamare

Besitos

Erika

la chaqueta militar

la chaqueta militar

 

chaqueta militar

Parece que la chaqueta militar es la prenda más buscada estos días en la blogosfera. Todos queremos ser capitanas, al menos de nuestra propia vida. Y si para creérnoslo tenemos que llevar galones, mejor aún.

La moda muchas veces nos da este tipo de sorpresas, nos regala prendas que no nos esperábamos, que habíamos olvidado muchas veces. Para mi lo divertido ha sido pensar que no tenía una chaqueta militar desde hace miles de años (como de hace tres reencarnaciones) y cuando empiezo a guardar las imágenes en mi ordenador aparecen dos carpetas más con el mismo título. Y realmente me sorprendo, pero es que  son más de seis años por aquí escribiendo mis cosas y viendo ropa entrar y salir del armario.

Seis años donde he visto prácticamente de todo en lo referente a tendencias de quita y pon. He visto pasar leotardos de colores, botas con borreguito, lazos al cuello, leones estampado en sudaderas y tachuelas hasta en los lugares más insospechados. Y que nadie me malinterprete, pero llegó un punto en el que solo faltaba que estuvieran en la ropa interior.

También he visto como cambiábamos el nombre de los colores y nos parecía normal cambiar el granate por burgundy. Porque en moda, cuantos más anglicismo, más tendeciosas nos sentimos. Por eso ahora los pantalones de tiro alto son los mum pants, y por supuesto la gabardina queda mucho más bonita cuando la llamamos trench.

Porque lo digo y lo diré mil veces, lo divertido de la moda es atreverse. No quedarse con la percha en la mano y decir esto no es para mi. O con un no me queda bien, sin haber pasado siquiera por el probador. Juega con las prendas. Ponte algo que nunca pensaste que llevarías. Mezcla imposibles, rompe con las rutinas y diviértete. Que de grises y aburridos, ya está el mundo lleno.

Chaqueta y Top: Tuit

Besitos

Erika

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies