Invitada de boda con vestido corto

Invitada de boda con vestido corto

invitada de boda vestido corto

El pasado fin de semana estuve en una boda en Barcelona y me puse el que ahora mismo es mi vestido favorito en el mundo, esta preciosidad de vestido irregular de Vezavena . Ya se que veces puedo parecer un poco exagerada, pero realmente con este vestido podría hasta ir a por pan de lo que me gusta.

¿Si se puede ir de corto a una boda? Siempre depende del contexto, claro. En este caso era una boda de tarde en la playa, en un chiringuito y además una boda gay. Y esto lo relaja todo muchísimo. Desde luego a una iglesia nunca hubiera ido así, pero en la playa casi todo vale. Y digo casi todo porque sigue siendo una boda, y unas chanclas no entran en la ecuación. 😉

Y como no quería quitarle protagonimo a mi vestido decidí que el outfit completo fuera en amarillo. Conté con Acus Complementos para el bolso y los pendientes , y junto a los mules amarillos tenía mi look de invitada de boda perfecto.

La verdad es que fue bastante rápido e improvisado, como prácticamente con todo, no me gusta demasiado planificar e acabo dejando las cosas para el último momento. ¡Y me encanta el resultado!

Tengo otra boda a finales de septiembre, pero para eso aún queda muchas cosas, ¡como mis vacaciones! Que ganas tengo de irme y más aún de contaros dónde iré.

boda en barcelona
vestido corto invitada boda
boda en barcelona
vestido amarillo boda

Besitos

Erika

Mi maleta perfecta

Mi maleta perfecta

Hace un par de días me encontré con una amiga en el aeropuerto. Yo me iba a Roma cinco días, ella dos a Madrid. Nuestra maleta era igual y me preguntó: ¿pero no vas a hacerte fotos de bloggera ? Y yo, pues claro, como siempre. Y ella no entendía que en esa pequeña maleta hubiera ropa diferente para cinco días.

FullSizeRender

Ya os he contado varías veces que soy una viajera experta, y eso no significa encontrar los mejores vuelos (que a veces también ocurre), sino viajar con poco equipaje, pero muy bien aprovechado. Porque odio cargar y, mucho más, facturar.

Y aunque habrá miles de artículos sobre la maleta perfecta, yo voy a hablaros de la mía. Empecemos con dos prendas que siempre van conmigo, un pantalón vaquero y unos leggings negros. Con el denim no os descubro América, porque es un básico absoluto. Pero soy una fiel defensora de los leggings, porque me han sacado de tantos apuros, que aseguraría mis preferidos como Jennifer López aseguró su culo (¿ésto es verdad o una leyenda urbana?). Segunda recomendación, llevad los vaqueros puestos, ocupan mucho y si se manchan, se nota poco.

IMG_7697

Siempre llevo un vestido, el que sea mi preferido en ese momento, porque sé que, pase lo que pase, me va a apetecer ponérmelo. Y mi segundo preferido también. Intentad que el vuestro no sea de lana gorda o habréis ocupado ya el 50% del almacenaje. Mejor los de tejidos fluidos porque, además, se podrán transformar en falda con un jersey oversize, que es la siguiente prenda que os voy a recomendar. Mejor de un color neutro.

Èste jersey básico y de tejido agradable te salvará de una tarde de frío sobre ese precioso vestido tuyo. Y también de cuando ya estés harta de ir vestida mona, y con esos maravillosos leggings que ocupaban lo mismo que un par de calcetines, sales a tomar una cañas rápidas con tus amigos. Y si se largan mejor. Porque además te has puesto una camiseta monísima con tu mensaje de temporada favorito (que si feminista, que si llamando la atención de un famoso diseñador). Todo vale. Bueno, todo no, el culito mejor tapado. Solo Jenny (anteriormente mencionada) puede permitirse llevar crop top y leggings.

IMG_0143

Camistas son las prendas que no pueden faltar, al menos tres o cuatro (depende de cuánto os días te vayas). Y faldas, que ocupan muy poquito también. No te cargues de pantalones y chaquetas, mejor echar un leggings estampados (o de otro color) que un pantalón. Recuerda: ¡¡Optimización!!

No quiero pasar por alto el tema chaqueta que esto suele estresar bastante. ¿Que me llevo? Pensad en algo que podáis poneros con todo, si es entretiempo o verano una vaquera, está siempre puesta que ocupa mucho y en los aviones y trenes siempre hace frío. Y si queréis una segunda prenda exterior, pensad en cosas muy finitas, una bomber, un blazer o similares.

Y con mis tres imprescindibles de viaje termino: unas zapatillas bajas, yo soy de Converse casi siempre o de supergra ( y muchas veces compro en Planet Sports). En un color neutro van a ir con casi todo, y yo muchas veces me la juego llevando un solo par. Es peligroso, pero tendréis un look más en la maleta. Ahora, si llueve, mejo de siéntate en un bar porque si se mojan , estás acabada.

Processed with VSCO with e5 preset

Segundo, una sudadera de cremallera. Siempre siempre siempre, en los viajes largos porque en el avión hace mucho frío. Y cuando el tiempo es inestable la llevo también. Te servirá con todas las prendas anteriormente mencionadas. Palabrita.

Y por último, un foular, uno bonito, estampado, que te sirva de almohada para el avión, para el cuelllo si refresca y hasta de pareo si vas a la playa. Con una camiseta blanca te arregla otro modelito.¿Arriesgado? Tal vez, pero hablamos de moda y optimización. 🙂

15503231001-102514 (más…)

La importancia de los pequeños detalles

La importancia de los pequeños detalles

Processed with VSCO with a5 preset

Os aseguro que lo que más me gusta del verano es lo fácil y rápido que resulta vestirse por las mañanas. Precisamente por eso hay que elegir bien cada uno de los detalles para que tu outfit sea único y no un maniquí más de las tiendas donde todas compramos 😉

¿Qué es lo más importante para vosotras a la hora de convertir vuestro look del día, en EL look del día?

Yo soy una obsesiva de las gafas de sol, no me canso de tener más y más. Y realmente llega un punto en el que cada par solo encaja con un estilo. He conocido hace poco Sunpers  Sunglases y me encanta su oferta. Las de hoy con efecto carei me gustan muchísimo, pero también tengo su super ventas con lente plana en rosa. Ya os las enseñaré.

Y siguiendo con los pequeños detalles y entrando en bisutería, yo me quedo con Dlirio. Si también os gustan los collarcitos y colgantes pequeños para hacer composiciones, echad un vistazo a su web.

Siempre apoyaré a las emprendedoras (¡ y emprendedores eh), que se lanzan con sus sueños y sacan adelante proyectos. ¿Os gusta mi bolso turquesa? Entonces tenéis que echar un vistazo a las monadas que tiene en Instagram

Y para terminar, pero no por ello menos importante, la marca de la que soy fiel seguidora desde que la conocí este año, Vezavena. Todas y cada una de sus prendas son una joya, ya os la he enseñado antes, pero estoy segura de que os vais a enamorar de este precioso top marinero.

Y me despido por ahora, porque en dos días empiezan mis vacaciones asiáticas. ¡Nos vemos en Instagram!

Besitos

Erika

Mi experiencia en una caravana vintage

Mi experiencia en una caravana vintage

3

Estoy en la recta final previa a mis vacaciones, dentro de 5 días estaré volando rumbo Asia, mi destino favorito desde que descubrí Tailandia el año pasado. Pero mientras esperaba para el super viaje del año (sin quitarle importancia a la India eh), os traigo un destino diferente: Mi experiencia en una caravana vintage.

Hace unos fines de semana estuve con mis amigas en el Camping Miramar, cerca de Tarragona, porque nos enamoramos del original lugar en el que dormiríamos: las caravanas vintage. ¡Y menuda experiencia! Un espacio pequeñito en el que desconectar con vistas al mar y con el privilegio de caer de la cama directas a la playa.

La verdad es que no nos movimos de allí en todo el fin de semana. Quién quiere coger el coche (ya estamos hartas del día a día), si caminando llegas a varios chiringuitos de la zona. Uno de los días pedimos paella y la comimos en el merendero de la caravana. Os aseguro que es un super plan si buscáis desconectar y sobre todo si el mar es un requisito de vuestro concepto de relax. Escuchar el mar para dormir es uno de los mayores placeres.

También os dejo alguno de mis imprescindibles de belleza de las últimas semanas. El ingrediente común es su tamaño reducido para que puedan estar conmigo en mis escapadas. Esto de ir de viaje con lo justo, se hace más complicado a medida que vas cumpliendo años. 😀

4

Nuxe: me encanta la linea Bio-Beauté para la limpieza facial. Con las cremas solares, el propio sol, la arena… no podemos olvidar lo importante es que limpiar nuestra cara al final del día. La sensación es tan refrescante que os encantará convertirlo en un ritual.

Los bikinis de Dolores Cortés porque soy fiel seguidora desde hace varios años. La verdad es que al final del verano están igual que al principio, la calidad es muy buena y sientan SUPER bien. Ya no salen de mi cesta de la playa. En la web hay un millón de opciones, seguro que encontráis vuestra prenda perfecta.

Beauty & Go: ya os he hablado de ellos por Instagram: belleza para llevar. ¿Os gusta el título? Porque entonces el producto os convencerá tanto como a mi. Ricas bebidas a base de frutas y verduras con alto contenido en macro-antioxidantes. Son realmente buenas para la piel. Yo llevo tomándolas un mes y os aseguro que se nota.

Mary Kay: ya sabéis que soy fiel a la marca y con el packaging de Sail de Moon para el cuerpo han terminado de robarme el corazón.

8

Bikini de Dolores Cortés

¿Que no falta en vuestra maleta?

Besitos

Erika

¿Te vienes a Coruña?

¿Te vienes a Coruña?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Ahora que el calor se ha instalado en nuestras vidas y que amenaza en convertir éste en uno de los veranos más duros y largos, os propongo una de mis alternativas favoritas: A Coruña. El norte de España es el respiro, la tregua y el rincón en el que evadirse de las temidas altas temperaturas.

Para quien no conozca Coruña le diré que es una de mis ciudades favoritas porque reúne muchos de los requisitos de un destino vacacional o de escapada. El tiempo es muy bueno casi todo el año, ni frío ni calor. Sobre todo en verano cuando puedes disfrutar del sol por el día y dormir con mantita por la noche. Un deseado placer estival.

He estado muchas veces en los últimos años y la ultima, hace unas semanas, descubrí el que se va a convertir en uno de mis refugios favoritos: El Hotel Blue Coruña. Me encantó porque es un hotel nuevo, en el centro absoluto de la ciudad y a solo diez minutos caminando a la playa.

Si sus habitaciones luminosas me encantaron, me gustó más aun que tienen una zona en la que puedes beber y picar durante el día, relajarte entre salida y salida a explorar la ciudad y que está incluido en el precio de la habitación. ¿Convencidos?

Correr por el paseo marítimo al atardecer, merendar los deliciosas tartas de Maricastaña o deleitarse con las pequeñas tiendas que hay en la zona comercial son solo algunos de los planes de este pequeña gran ciudad. ¿Te vienes?

Besitos

Erika

Diario de India vol.II Alleppey y Munnar

Diario de India vol.II Alleppey y Munnar

Nos despedimos de Fort Kochin sabiendo que, de algún modo, volveríamos. No hacía falta decir adiós con mucha energía porque algo nos hacía ver que volveríamos por allí. Tarde o temprano.

allepey backwaters

Aquí empieza la segunda parte del viaje contratando un taxi para ir hasta Alleppey. Esta zona a una hora y media al sur de Fort Kochin es conocida por sus Backwaters, 900 kilometros de canales aguáticos.

El taxi nos costó unas 1700 rupias. Atención que siempre hablamos de un coche con aire acondicionado, si no te importa ir sin, el precio baja considerablemente (pero aviso, el calo es asfisiante). Teníamos que estar allí temprano porque cogíamos un barco (ketuvallam) a las 11 de la mañana para pasar 24 horas navegando. Y qué pena nos dio no haber salido mucho antes, porque pasamos por pequeños pueblitos en los que nos hubiera encantado parar. Si hacéis un recorrido similar, id con tiempo.

 

Nosotras habíamos reservado el barco por Internet, en este caso preferimos no jugar demasiado con el factor sorpresa e ir a lo seguro. Y os diré que la jugada nos salió bastante bien. El barco era solo para nosotras tres. El único problema es que solo había una habitación con cama doble y una tenía que dormir en un colchón en el suelo. Pero todo lo demás fue perfecto.

Navegar por los canales es como sumergirse en un mundo escondido. Tumbarse en la proa a disfrutar del silencio tomando una taza de té y simplemente observar la vida. La vida de pequeños pueblos a los que solo se llega en barco, casas en mitad de la nada, pescadores que se juntan en las orillas a comentar la jugada, grupos de hombres que cruzan una vaca que va literalmente hundida en el agua, de un lado a otro de la orilla. Con el barco solo accede a los canales grandes, si quieres una inmersión total tienes que contratar una pequeña barquita donde realmente vas entrar en contacto con la vida de los Backwaters. Y eso si que es otro mundo prácticamente indescriptible.

8

En el mismo agua donde hay una señora lavando el arroz, hay un hombre que se baña o un grupo de niños jugando. El repartidor de butano en su gran barcaza, el canto que llega de una mezquita cercana o simplemente pájaros y sonidos que nunca antes habíamos visto ni escuchazo. Simplemente excepcional.

Vestido de Vezavena

Pasar el día y la noche y todas las comidas incluidas sale a unos 40 euros por persona. Montar en las pequeñas embarcaciones no es más de 3 euros.

1

Ese día decidimos que nuestro siguiente destino serían las montañas de Munnar. Cuando desembarcamos negociamos con los taxistas de la zona unos 40 euros por un viaje de 6 horas. Pero necesitábamos parar en una playa que nos habían recomendado: Marari Beach.

Hay que confesar que el fuerte de esta zona de la india no son las playas, pero esta era especialmente bonita. Por supuesto, al ser temporada baja, no había nadie. Así que pudimos pasear por esa playa de arena blanca con los congrejitos persiguiéndonos. O persiguiéndoles nosotras a ellos más bien. Un baño, un zumo y vuelta al taxi para seguir nuestra ruta al norte.

El ascenso hasta las montañas es tan largo como maravilloso. Si tienes un buen conductor te irá explicando  y ofreciendo paradas. Nosotras paramos en una cascada y en un par de templos. También a ver unos monitos muy divertidos que estaban ansiosos de recibir la comida de los turistas.

9

En Munnar no habíamos reservado alojamiento y fuimos un poco a la aventura. Después de visitar un par de hoteles con muy poco éxito, nuestro conductor nos ofreció ir donde él había pasado si luna llena. Era un hostal muy sencillo regentado por la familia con unas vistas impresionantes a los campos de té. Y amanecer con el sol transformando ese verde en cobrizo desde la terraza, no tiene precio. Tan austero como espléndido.

En el viaje se nos fue prácticamente el día. Así que para la mañana siguiente organizamos un tuc-tuc para que nos llevara a conocer la zona. Campos de te, el gran lago (Munnar Lake, facilito eh),  Lo mejor es ir con calma, parar donde te apetezca y disfrutar de la calidez de su gente. Había mucho turismo interno en esa época y se quedaban alucinados con nosotras. Nos hicieron tantas fotos que debemos estar en el Facebook de medio Kerala Norte 🙂

Vestido de Surkana

En Munnar no hay mucho más que hacer, pasamos dos noches allí y la mañana del tercer día empezamos la vuelta. Y ¿dónde íbamos? ¡A Fort Kochin de nuevo! La verdad es que tanto la ida como la vuelta a las montañas es una paliza de horas y nos apetecía un día de relax y piscina en nuestro hotel favorito.

Total Look: Venca

¡Dentro de poco os cuento mas!

Besitos

Erika

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies