Anoche me encontré con estas fotos de la última Carrera de la Mujer y tenía ganas de compartirlas con vosotras. Tengo que reconocer que nunca he sido de correr, supongo que porque mi experiencia más reciente (y dolorosa) con el Running era el Test de Cooper del Instituto, ese en el que te hacían correr un kilómetro en unos diecisiete segundo (ok, tal vez algo más). Por eso cuando ahora me pongo las zapatillas para correr por placer vivo una experiencia totalmente distinta. Y más cuando es por una buena causa.
Correr ahora para mi significa liberación, respirar, cambiar el chip. Está de moda y todo el mundo lo hace, por esos motivos, porque es barato o simplemente por eso, porque está de moda. Si algo nos dejaron bien claro los chicos de DKV durante los entrenamientos para la carrera es que una de las cosas más importante es el calentamiento, tanto antes como después de correr. No se puede uno poner a correr sin haber calentado antes porque las probabilidades de lesiones son altísimas. Eso y unas buenas zapatillas significan el 80% del total. Lo demás ya depende de cada una, de las ganas, de los objetivos personales y del lugar en que se corre, casi tan importante como todo lo demás. Correr rodeadas de coches no es muy buena idea, pensad que los pulmones se abren mucho y que la contaminación entra directita a nuestros cuerpos. Asi que en la medida de lo posible hacedlo por espacios naturales.
Disfrutad de vuestras carreras
Besitos
Erika 
 
Follow on Bloglovin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies