blog lifestyle barcelona

bonn blog de viajes IMG_1600 cactus jardin botanico bonn bonn hardin botanico madrid is fashion bonn alemania blog deporte barcelona look zapatillas nike fachada casa blanca plaza bonn camisa cuadros vichy blog moda barcelona Empecé esta semana a contaros mi viaje a Alemania. El segundo día  dejamos  Colonia y viajamos en coche hasta Bonn. Bonn es una llena de flores, por eso ir en primavera y ver las calles llenas de almendros en flor te transporta a una atmósfera de romanticismo. Y no te importa quedarte en casa asomada a la ventana tomando una tacita de café.

En Bonn terminé de aficionarme al running y todas las mañanas me iba a recorrer la orilla de Rhin por una ciudad fantasma. Porque en Bonn para algo muy curioso, en Semana Santa la gente desaparece. Yo me imagino que se van, como buenos alemanes que son, a buscar el buen tiempo en Mallorca. De otro modo no me explico esas calles vacías. Que por mi mejor ojo, porque paseas a tus anchas y te sientas en cualquier restaurante a comer y en todas la terracitas hay un hueco para coger el poco sol de la zona. Pero claro, por la mañana, a eso de las nueve, sola y un un orilla a tu vera, pues asusta un poqutín. Pero gracias a esta semana de ejercicio el domingo pasado pude correr 10,7 km en la Cursa del Corte Inglés. Doble check (azul)

Hay calles llenas de casas señoriales, es una ciudad totalmente recosntruída tras la Segunda Guerra Mundial. La Catedral, la casa de Beethoven y un par de cosas más siguen tal cual estaban antes de la guerra. El resto parece un poco de cartón piedra. Pero muy bien hecho eh, que les ha quedado un pueblito precioso.

Pasamos una mañana preciosa conociendo el Jardín Botánico que está detrás de uno de los edificios de la Universidad. Merce ir por dos motivos. Si hace mal tiempo en la zona tropical estás muy calentito, si hace bueno en los jardines disfrutas del sol sentada a la orilla del lago. De cualquier modo la experiencia merece la pena.

La comida sigue sin ser lo más destacable del país, pero encontramos un par de sitios donde comer bastante bien, como el Cafe Miebach donde comimos la especialidad de la casa, un plato con el nombre de Beethoven, que es una carne muy suave con una salsa deliciosa, patatas y ensalada. Lo mejor que he comido en el país, las cosas como son.

Aún me queda contaros dónde dormimos en Bonn y cómo nos movimos por otras ciudades. La semana que viene más.

Besitos

Erika

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies