Un antiguo chaleco de piel de conejo

Una de las cosas que más me gustan de estar en casa es que aquí tengo mucha ropa que no me llevé a Barcelona, como este chaleco de piel de conejo que me compré hace un montón de años en Francia y que me espera cada invierno en casa de mis padres. Ayer por la mañana estuve paseando por El Retiro, muy prontito, cuando aún estaba casi todo Madrid dormir. Por cierto, Feliz Año! Yo me retiré a tiempo en Nochevieja, así que ayer pude aprovechar todo el día.
La bufanda manta de cuadro escocés es un básico en mi bolso desde que me la regalaron en mi cumpleaños, es perfecta para quien pasa tanto tiempo en trenes y aviones, porque lo mismo te da color a la cara, que te sirve de manta o almohada. Y por supuesto te protege de el frío polar de Madrid.
Las botas moteras son la mejor compra he he hecho este invierno, no me puedo separar de ellas. Especialmente estos días porque en la maleta gigante que se vino conmigo a Madrid solo cabían un par de botas, y claro, tenían que ser ellas. Sobre todo por la versatilidad, ya me visteis en el último post (aquí) combinándola con el vestido de paillets blancos. Al final ayer opté por la opción con botas y os aseguro que el resultado encantó.
No he podido evitar incluir un par de fotos del Retiro, es visita obligada cuando vengo a Madrid. Me hacía mucha ilusión coger una barquita para dar un paseo por el estanque, pero o ayer también estaban de resaca o hibernan como los osos. Me pasaré otro día para comprobarlo.


Cazadora/Jacket & Bufanda/Scarf: Stradivarius

Pantalones/Pants: Vero Moda; Botas/Boots: Mango
Bolso/Bag: River Island; Sombrero/Hat: Primark
Espero que hayáis empezado el año deseando muchas cosas buenas. Si lo deseáis muy fuerte seguro que las conseguís.
FELIZ 2015
Besitos
Erika 

Follow on Bloglovin

6 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *