La maleta de las emociones

1

Para mi verano significa tener la maleta preparada para salir en cualquier momento a cualquier lugar. Aunque por cualquier momento en este caso tengo que conformarme con los fines de semana, que de lunes a viernes trabajo como todos. Y en verano todo apetece, y no te importa coger el coche durante dos horas para llegar a esa maravillosa playa de la que tanto te han hablado. O las esperar interminables en el aeropuerto porque cuando por fin aterrizas sabes que la espera ha merecido la pena.

Creo que en este punto de mi vida puedo decir que soy experta en hacer maletas, hago una prácticamente cada semana y casi podría hacerlo con los ojos cerrados. Pero esas maletas de experta de las que hablo son las de los viajes de trabajo,  para el ocio todo cambia. Y la verdad, intento viajar muy ligero.

No voy a hacer un tutorial ahora pero os diré que hay tres imprescindibles: bañadores, shorts y un vestido bonito. Por lo que pueda pasar. El resto, es bulto, porque con los básicos puedo sobrevivir en cualquier lugar. Ok, hay que meter algunas camisetas, ropa interior, tus chanclas preferidas que no te quitarás en ningún momento… pero ese vestido especial puede ser la clave para el día que no pensabas salir porque con el sol en tu cabeza todo el día no puedes ni moverte (porque la playa cansa y todos los sabemos!) y de repente, volviendo a casa (o al hotel) te encuentras el chiringuito más guay que nunca hayas visto. Y tienes que quedarte. Y, por suerte, echaste ese vestido al coche. Por si acaso.

Y te recoges el pelo (o disfrutas del verdadero look surfero con tu melena de playa), te pones tu vestido, pides un cocktail y a bailar. O a ligar. O a reirte de todo con tus amigas. Porque lo más importante que tienes que meter en tu maleta son las ganas de disfrutar, de improvisar, de olvidarte del día a día y estar dispuesta a todo.

  • Que en tu maleta no falte un poco de factor sorpresa (también factor +50 para el sol)
  • Que en tu maleta no falte un poco de tu color preferido, en forma de prenda o en forma de actitud (yo me pido siempre el rosa)
  • Que en tu maleta no falte un poco de hoy no pienso peinarme
  • Que en tu maleta no falte un poco de locura

 

Look: Desigual

Besitos

Erika

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *