El calzado del verano

3

 

Cada temporada pasa lo mismo, llega el buen tiempo y estamos deseando olvidarnos de los calcetines y los botines cerrados, llega el zapato del verano. Y es el momento en que las colas de los centro de estética se hacen eternas porque queremos que nuestros pies luzcan perfectos para esas sandalias nuevas que llevan dos meses en el armario esperando salir a conquistar la ciudad.

Pero atención que llega el temido momento: ¿me harán daño? ¿Tengo que llevar un zapato de recambio por si en mitad del día me han hecho pupas? Y muchas aplican el viejo truco de la abuela de ponerse el zapato nuevo por casa para “hacerlo al pie” antes de salir a la calle. También hemos hecho esto muchas veces cuando nos hemos comprado unos taconazo para una boda. ¿Verdad que si?

Por suerte existe Compeed, no creo que a estas alturas no lo conozcáis aún. Mi producto preferido es el Stick Anti–Fricción que aplica la regla de: más vale prevenir, que curar. Es decir, te pones el stick antes de usar los zapatos y minimizas el riesgo de ampollas, o heridas, tampoco nos pongamos críticos.

Pero puede que seas de las optimismas, esas de: si a mí nunca me hacen daño. Y al final el daño aparece, y te ves obligada a llevar zapatillas cerradas durante una semana porque esa ampolla ha destrozado tu look. Y aquí, tranquilas, también hay solución, los apósitos para ampollas. Que no solo tapan la herida, sino que la curan rápidamente.

Ahora si que no tenemos excusa para lucir nuestros zapatos preferidos este verano.

Shorts: Susi Sweet Dress (ahora con un 20% de descuento)

Camisa/Shirt: Bershka; Zapatos/Shoes: Zara

Besitos

Erika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *